Cifras de la violencia contra la mujer en Ecuador, 2016
Miércoles, 23 de Noviembre de 2016 20:03

zapatos rojos corCon ocasión del día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, hace un llamado al Estado para que intensifique acciones tendientes a la prevención de los femicidios y la violencia de género. La CEDHU de enero a noviembre de 2016 ha registrado 80 femicidios ocurridos en 16 provincias, donde Guayas registra 14 casos, Manabí 11 casos y Pichincha 16 casos, El Oro 7 casos; Azuay, Loja y Los Ríos 4 casos cada una; Esmeraldas, Imbabura, Santa Elena, Santo Domingo y Tungurahua 3 casos cada una; Morona Santiago 2 casos; y, Bolívar, Cañar y Cotopaxi un caso cada una.

De estos casos, en 15 femicidios el responsable se suicidó, en 26 casos hay instrucción fiscal, 13 casos estan ante Tribunales Penales y 6 con sentencia condenatoria.

En el femicidio, las muertes de mujeres se asocian tanto con el odio, maltrato, y violencia contra ellas, como con la saña e impunidad. Un factor común es que las víctimas padecen agresiones extremas: estrangulación, decapitación, mutilación y violencia sexual, denotando crueldad, odio, saña y desprecio en su contra. A veces, sus cuerpos son maltratados después de asesinadas, en la mayoría de casos los responsables son conocidos.

La violencia contra la mujer tiene sus raíces en las desigualdades y la discriminación en su contra y su prevención y erradicación debe basarse en alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

La violencia contra la mujer esta prohibida por la Constitución y los tratados internacionales de derechos humanos, por lo que la CEDHU hace un llamado urgente al Estado, para que en colaboración con la sociedad civil, intensifique sus esfuerzos para prevenir y erradicar los femicidios y otras formas de violencia de género contra las mujeres y las niñas, debiendo para el efecto efectuar acciones de prevención a través de campañas de información y procesos de capacitación; protección por intermedio de proporcionar refugio, órdenes de protección a las víctimas de violencia y el enjuiciamiento y sanción a los culpables incluyendo una adecuada reparación a las víctimas y a sus familias.

 

 

Con ocasión del día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, hace un llamado al Estado para que intensifique acciones tendientes a la prevención de los femicidios y la violencia de género. La CEDHU de enero a noviembre de 2016 ha registrado 80 femicidios ocurridos en 16 provincias, donde Guayas registra 14 casos, Manabí 11 casos y Pichincha 16 casos, El Oro 7 casos; Azuay, Loja y Los Ríos 4 casos cada una; Esmeraldas, Imbabura, Santa Elena, Santo Domingo y Tungurahua 3 casos cada una; Morona Santiago 2 casos; y, Bolívar, Cañar y Cotopaxi un caso cada una.

De éstos casos, en 15 femicidios el responsable se suicidó, en 26 casos hay instrucción fiscal, 13 casos estan ante Tribunales Penales y 6 con sentencia condenatoria.

En el femicidio, las muertes de mujeres se asocian tanto con el odio, maltrato, y violencia contra ellas, como con la saña e impunidad. Un factor común es que las víctimas padecen agresiones extremas: estrangulación, decapitación, mutilación y violencia sexual, denotando crueldad, odio, saña y desprecio en su contra. A veces, sus cuerpos son maltratados después de asesinadas, en la mayoría de casos los responsables son conocidos.

La violencia contra la mujer tiene sus raíces en las desigualdades y la discriminación en su contra y su prevención y erradicación debe basarse en alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. 

La violencia contra la mujer esta prohibida por la Constitución y los tratados internacionales de derechos humanos, por lo que la CEDHU hace un llamado urgente al Estado, para que en colaboración con la sociedad civil, intensifique sus esfuerzos para prevenir y erradicar los femicidios y otras formas de violencia de género contra las mujeres y las niñas, debiendo para el efecto efectuar acciones de prevención a través de campañas de información y procesos de capacitación; protección por intermedio de proporcionar refugio, órdenes de protección a las víctimas de violencia y el enjuiciamiento y sanción a los culpables incluyendo una adecuada reparación a las víctimas y a sus familias.