enterate

Quito, 10 de septiembre de 2018

 


La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) rechaza la decisión arbitraria del presidente Jimmy Morales de dar por terminado el trabajo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), así como el impedimento a Iván Velásquez, Comisionado de la CICIG, de ingresar a ese país.


Estas medidas se toman precisamente luego de que se han iniciado procedimientos para investigar al presidente Morales por presunto financiamiento electoral ilícito, lo cual demuestra la falta de voluntad del Gobierno guatemalteco para responder a sus obligaciones con la comunidad internacional.

 

Reiteramos que la base de una convivencia plena, respeto y garantía de derechos humanos es la independencia de los poderes del Estado. Esto implica contar con una justicia que proteja y defienda todos los derechos, y que se comprometa por una eficaz y permanente lucha contra la corrupción.

 

Es importante recordar que la CICIG es una entidad independiente, creada mediante Convenio entre la Organización de Naciones Unidas (ONU), y el Gobierno de Guatemala para apoyar al esclarecimiento de delitos cometidos por integrantes de los cuerpos ilegales y clandestinos de seguridad.

 

La CEDHU, como miembro de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) se solidariza con los activistas y defensores de derechos humanos en Guatemala y confía que su trabajo continuará indeclinable por la vigencia del Estado de Derecho en ese país.