enterate

fidh foto

 

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos celebra la libertad del ex asambleista y dirigente shuar Pepe Acacho, quien ha liderado desde los espacios en los que estuvo la defensa del territorio y del agua frente a las actividades extractivas que se imponen en los territorios de manera arbitraria e inconsulta.


Pepe Acacho, dirigente histórico del movimiento indígena del Ecuador, recibió indulto por parte del Presidente de la República Lenin Moreno este 4 de octubre de 2018, a través del Decreto N° 530, luego de haber sido detenido el 17 de septiembre del 2018. Leer más: Indulto Pepe Acacho


El indulto presidencial se otorga después de cinco años de resitencia al proceso penal llevado en su contra, que criminalizó su labor como líder y defensor de derechos.
Acacho fue sentenciado a 12 años de prisión por terrorismo organizado en el 2013, cuando fue vinculado con la muerte del profesor indígena Bosco Wisuma, por participar en una protesta en el 2009 contra una ley de aguas promovida por el gobierno de Rafael Correa. En enero del 2018 la Corte Nacional de Justicia cambió el delito por el que se le condenó a paralización de servicios públicos y redujo la pena a 8 meses de cárcel.


Durante el desarrollo del proceso penal, CEDHU y otras organizaciones sociales brindaron acompañamiento y asesoramiento a Acacho, quien incluso tuvo que vivir en la clandestinidad hasta que fue detenido a causa de la injusta sentencia.


Reiteramos nuestra preocupación por las solicitudes de indultos y amnistias que aun se encuentran pendientes de obtener una respuesta por parte del gobierno y que fueron realizadas el año pasado por CONAIE y otras organizaciones sociales.


Asimismo, esperamos que el gobierno revise el requisito de solicitar disculpas para obtener el indulto.

 

Antecedentes:
En el año 2009 hubo un periodo de movilizaciones en todo el país con ocasión de las reformas legales en el sector minero y de agua. Las comunidades consideraban que la Ley de Aguas permitiría el desarrollo de proyectos mineros en nacimientos de agua, aseguraba la provisión de aguas para las mineras pero no para las comunidades indígenas y campesinas, y no resolvía el tema urgente de la contaminación de los recursos hídricos. Además, pretendía englobar en una autoridad estatal centralizada los sistemas de agua, con lo que las comunidades perderían el control del recurso.


En esa época, algunos representantes del gobierno se habían dirigido a la provincia de Morona Santiago para discutir con los dirigentes indígenas las condiciones para levantar las movilizaciones, pero, simultáneamente, se hacía presente un número importante de miembros de la fuerza pública en el puente del río Upano donde se concentraba una gran protesta. La forma como se desarrolló esa intervención generó un estado de cosas que dejó un saldo de decenas de heridos y la muerte del profesor Shuar Bosco Wisuma, ocurrida el 30 de septiembre de 2009.


Inmediatamente se inició una indagación penal en contra de Pepe Acacho y Pedro Mashiant, como dirigentes de la protesta, que luego se acumuló al proceso por la investigación de la muerte del profesor. En agosto de 2013, se conoció la sentencia condenatoria en contra de ambos líderes por terrorismo organizado, con la pena de doce años de prisión. La ejecución de la pena se encontraba suspendida por la interposición del Recurso de Casación que resolvió en enero de 2018 reducir la pena a 8 meses.