enterate

Estos hechos se producen en el contexto del trabajo de acompañamiento desde hace varios años por parte de ACI PARTICIPA a los ambientalistas de Azacualpa que denuncian la destrucción de su territorio, los impactos sobre el medio ambiente así como la destrucción del cementerio donde tienen enterrados a sus seres queridos, a causa de las actividades de extracción de oro a cielo abierto por parte de la empresa MINOSA, filial de la empresa canadiense Aura Minerals Inc.

 

La CEDHU recuerda que estos hechos se suman a varios incidentes recientes contra integrantes de ACI PARTICIPA incluyendo un atentado contra la integridad física de la Sra. Hedme Castro, Coordinadora General de la organización, el 7 de abril, o la restricción a la libertad de movimiento y actos de intimidación en su contra el 2 de marzo cuando se dirigía hacia Ginebra para participar en una serie de actividades de incidencia organizadas por el


Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos. Además, estos hechos se producen en el contexto de una campaña sistemática de ataques contra defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras que según datos recogidos por el Observatorio desde mayo del 2015 incluye una media de al menos un asesinato por mes así como amenazas, detenciones o casos de criminalización, tal y como se recoge en el reciente informe del Observatorio publicado en diciembre “Los Defensores y Defensoras de Derechos Humanos entre la espada y la pared.

 

CEDHU condena los actos de intimidación contra miembros de ACI PARTICIPA y solicita a las autoridades hondureñas a que apoyar y reconozcan públicamente la legitimidad del trabajo de los defensores y las defensoras de derechos humanos en Honduras.

 

Por esta razón la Comisión llama al gobierno de Honduras a:

 

1. Iniciar una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial con el fin de identificar a los responsables y aplicarles las sanciones previstas por la ley;

 

2. Adoptar de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de los miembros de ACI PARTICIPA y, en general, la de todos los defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras;

 

3. Implementar políticas de reconocimiento, incluyendo el reconocimiento público por parte del Presidente de la República y otros altos funcionarios, de la importancia de la legítima labor llevada a cabo por los defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras;

 

4. Asegurar la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1998, en particular en lo referente al artículo 1, 5.a y 12.2.

 

5. De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Honduras